Cuatro jóvenes formados en Física, Nutrición, Inglés y Economía dinamizaron la vida y actividad de Used durante el pasado verano

Erasmus rural es un programa de prácticas pionero en la provincia de Zaragoza que se ha extendido a toda España y que permite que estudiantes universitarios y recién graduados tengan una experiencia laboral en empresas, instituciones y asociaciones del medio rural.
Used es uno de los destinos que ha contado en las últimas ediciones de esta iniciativa con jóvenes durante un tiempo en verano dinamizando el municipio y conviviendo con sus vecinos. Una experiencia, que según una de las estudiantes participantes, le ha aportado “mucho conocimiento”, pero sobre todo, “otra forma de ver mi pueblo”. Así lo manifiesta Celia Pardos, quien estudió Administración y Dirección de Empresas y ha formado parte del programa en Used en dos ocasiones.
El primer año no contó con compañeros y estuvo tutorada por Jesús Causapé, científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). “Tuve que trabajar de manera más independiente y aprendí mucho de Jesús”, comenta Pardos.


En el segundo año, en 2023, a Celia se sumaron otros tres jóvenes: Izarbe Marqués, profesora especializada en inglés, Juan Carlos Pardos, físico, y Paula Liarte, nutricionista.
También fueron guiados por Causapé y acogidos en diferentes entidades locales colaboradoras, como el Ayuntamiento de Used y la Asociación Juvenil.
Celia Pardos participó en la edición de la Revista La Parada, organizó las Jornadas comarcales de Juventud y ha elaborado una guía de Puntos de Interés Turístico de Used como un recurso para el motor económico del pueblo. “El primer año recuperé la Asociación Juvenil de Used con la que hacíamos actividades para los niños y pedí alguna subvención para hacer actividades infantiles”, detalla.
En las jornadas comarcales de Juventud participó numeroso público, “gente de entre 18 y 30 años que no suelen interesarse tanto en este tipo de cosas”. Sin embargo, destaca que “lo que aporta más valor es la revista La Parada, ya que además de que es algo que queda para siempre, contiene información sobre Used que puede que muchos desconozcan, y toca temas de todo tipo, desde historia a deportes, por lo que es una forma de que la gente vea que a lo largo del año se hacen muchas actividades en el medio rural y que son para todo tipo de intereses”, explica.


Por otro lado, en su primer año de experiencia de Erasmus rural en el Campo de Daroca, la economista también defendió una investigación sobre las necesidades del medio rural, que le sirvió para darse cuenta de que “realmente hay gente interesada en volver a los pueblos, pero quizá por vivienda o por otro tipo de servicios finalmente no dan el paso, y es muy difícil cambiar esta situación, pero sigue habiendo gente que lucha y da verdadera visibilidad al medio rural, además de sacarlo adelante”, comenta Pardos.
En el caso de Izarbe Marqués, la profesora llevó a cabo recursos didácticos para el desarrollo de habilidades comunicativas en inglés a través del juego (Escape Room, Story Telling, proyección cine educativo…).
Juan Carlos Pardos, por su parte, ha desarrollado un estudio sobre cómo afecta la distribución de las lluvias a la producción cerealista de Used, así como la influencia del cambio climático o fenómenos globales. Asimismo ofreció visitas guiadas al cielo nocturno de la localidad.
Mientras que Paula Liarte, tutorada también por el veterinario Daniel Ripollés, realizó un estudio sobre los hábitos alimenticios a través de un centenar de encuestas. Además, desempeñó talleres de cocina, charlas de nutrición saludable y enfocadas al ejercicio físico, así como consulta nutricionista gratuita.

Posibilidad de emprender
El usedano Jesús Causapé destaca que han agradecido al programa en su ámbito nacional (Campus Rural), ya que ha elegido para Used dos de los 16 perfiles seleccionados en Aragón. También al programa regional Arraigo, que ha financiado a los otros dos universitarios. “En total han sido casi 10.000 euros en sueldos, experiencia curricular en el inicio de sus carreras profesionales y, sobre todo, la oportunidad de que puedan emprender una actividad profesional en su entorno rural dinamizando la actividad socio-económica del pueblo”, opina.
Los cuatro universitarios han formado parte de los 162 totales que a lo largo de las primeras cinco convocatorias del programa Erasmus rural han participado en esta iniciativa en la provincia, según informa la Diputación de Zaragoza.

Apoyo de sus gentes
Los vecinos de Used acogieron a los jóvenes universitarios y desde el primer momento les ayudaron, “en todo lo que he necesitado y me han felicitado por intentar añadir esa pizca de valor al pueblo”, destaca Celia Pardos. “La gente de Used siempre está dispuesta a echar una mano, se interesa por lo que haces y está muy unida, no importa el tiempo que lleves sin ir a Used o la diferencia de edad”, concluye.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *