Es el Momento de adentrarse en la amarga memoria que marcó esta tierra durante la Guerra civil española.

Saliendo en dirección Alcañiz ( Teruel ), a pocos kilómetros, tomaremos el desvió hacia Rubielos de la Cérida, tras recorrer algunos metros, encontramos una señal que nos indica » vestigios de la Guerra civil» Allí, sobre un pequeño promontorio compuesto por arcillas rojizas, hay una línea de trincheras que rodea todo el cerro y que se encuentra también defendido por algún nido de ametralladora.En los alrededores de esta trinchera, vinculada al ejército nacional, existen además pequeños refugios, apenas perceptibles ya en la superficie.

El acceso al cerro es muy fácil ya que no es muy alto y desde allí podemos contemplar un hermoso paisaje. Desde este Punto continuaremos el camino hasta Rubielos de la Cérida. Localidad situada a mayor altitud de la Comarca del Jiloca. La cual tiene una curiosa historia, casi una leyenda, sobre la aparición de la sima o más conocida como “El Charco” en el mismo centro del pueblo.

Esta zona esta recuperada y junto al humedal podemos encontrar paneles informativos que nos hablan de esta curiosa historia.También encontraremos información sobre la ruta por los vestigios de la Guerra civil en el valle del Jiloca ( Teruel )

Muy cerca de la población , dirección a Bueña, encontramos la segunda para obligatoria en nuestra ruta.

Los Pilones de Rubielos de la Cérida

Esta zona se convirtió en uno de los núcleos de control de las posiciones republicanas de Argente y del sector de sierra Palomera. Los intentos de avance republicanos hacia el Jiloca y Teruel obligaron a los mandos franquistas a tomar medidas de precaución, realizando potentes labores de fortificación. La posición más espectacular y mejor conservada de toda la provincia de Teruel y que constituye uno de los más interesantes de toda la provincia, no solo por su morfología, sino también por la historia que va asociada al mismo.

Siguiendo en dirección a Bueña y poco antes de llegar al cruce de la carretera que viene de Argente. Nos encontramos con los restos de otra posición, la Cota 1314, su acceso no está señalizado y hay que buscar por la zona hasta encontrarla.

Nuestra siguiente parada será Bueña

Esta localidad de Teruel se encuentra enclavada entre dos montes y cuenta con diferentes elementos de interés y caracteriza por el empleo de la mampostería y el tapial en su arquitectura tal y como se puede ver en diversas viviendas y edificaciones secundarias.

Pero si por algo se conoce este municipio es por el importante yacimiento paleontológico situado en la ladera del monte junto a la población. Se trata de unas pistas o huellas fósiles llamadas «Megaplanolites ibericus», únicas en el registro de fósiles europeo por lo que están catalogadas como punto de interés geológico internacional.

ya saliendo de Bueña entre unos espectaculares acantilados llegamos a nuestra siguiente parada. A un lado de la carretera veremos una indicación que nos conduce a los siguientes vestigios de la Guerra civil.

La Solana Larga

Esta posición esta ubicada sobre un cerro casi completamente cubierto de arbolado y se encuentra bastante escondida. Ya de por si encontrar el panel informativo es una tarea un poco complicada. pero, como os comente mas arriba, en el mapa que acompaña este post os he marcado cada uno de los lugares para que os sea fácil su localización. La posición controlaba una posible vía de acceso a través de un barranco, así como el cercano trazado de la carretera.

Un poco de Historia

La población de Bueña se encontraba, junto con los términos vecinos de Singra y Rubielos de la Cérida, en la línea de frente que se oponía a la republicana de Argente, Aguatón y sierra Palomera. Junto con Solana Larga, varias posiciones defensivas de primera línea (La Sartaneja, El Cabezo) impedían el avance republicano hacia el valle del Jiloca. Durante el mes de septiembre de 1937 se produjo uno de estos intentos de avance gubernamental, con el objetivo de controlar y cortar la vía de comunicación entre Zaragoza y Teruel.

La ofensiva fue detenida desde este conjunto de posiciones, principalmente desde la de El Cabezo, por la compañía de la Guardia Civil “La Calavera”.

Y aquí por hoy detenemos nuestros pasos. En las próximas entregas continuaremos conociendo que ofrecen las comarcas del Jiloca y campo de Daroca al Viajero de ojos curiosos.

Mientras os emplazo a visitar mis redes sociales donde comparto videos, fotografías y mucha información de mis viajes.

Salud.


Por David Pellicer Serra » Pelli»

Me gusta perderme de forma improvisada por parajes, historia y leyendas

En el canal de You tube y redes sociales de Carretera y Manta Podrás encontrar información y viajes muy cerca de casa.


Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.