Esta atardeciendo, tengo las inmensa suerte de encontrarme en un lugar privilegiado. Desde el mirador del castillo de Berrueco las vistas son inmejorables y el cielo se tiñe de tonos turquesa. Quizá sea uno de los atardeceres más bonitos que he visto en mi vida y acompañado por el cacareo de miles de grullas que buscan en la laguna de Gallocanta su hogar.

Cuando esta mañana he amanecido en Bello el cielo ya me prometía que iba a regalarme un espectáculo.

Esta población de tradición agrícola es la que me ha dado la bienvenida a este paraíso ornitológico.

Los restos de un tapial y su campanario fortificado nos cuanta que este lugar se encontraba justo en una tierra de frontera. Solo hay que mirar al horizonte para distinguir las siluetas de los castillos de Tornos , Berrueco y Used que daban la bienvenida al viajero que se acerca desde las tierras de castilla en busca de  las puertas del reino de Aragón.

Este silencioso y bello valle fue también cobijo de Celtiberos, e incluso el mismísimo Cid , según algunos estudiosos, instalo aquí un campamento desde donde lanzar sus corredurías por todo el Valle del Jiloca.

Nuestro primer contacto con este paraje lo haremos en el centro de interpretación de la laguna de Gallocanta y que se encuentra a mitad camino entre Bello y Tornos.

Ubicado en una antigua casa de peones camineros.

 Aquí recibiréis toda la información para disfrutar de esta Reserva Natural, pudiendo realizar excursiones y rutas de observación e interpretación. Ofrece una exposición didáctica sobre la creación de la laguna y nos ofrece información sobre la grulla común y sus migraciones. De este modo podremos obtener de una forma amena y muy didáctica una primera idea de lo que nos espera hoy y nos ayudara a comprender el frágil ecosistema que vamos a visitar.

“ a los más peques de la casa les encanta poder interactuar con los paneles y llevarse a casa una recuerda en forma de huella que ellos mismos imprimen “

Desde aquí también podremos observar al atardecer como vuelven las grullas a la laguna, aunque nosotros vamos a disfrutar de este espectáculo un poco más tarde….

Continuando nuestro viaje la próxima parada que haremos será la localidad de tornos. La silueta de su castillo desde lo alto nos dará la bienvenida. Podemos subir hasta el por un camino situado a la derecha de la carretera en dirección a calamocha y el cual está señalizado y aunque bien es cierto que poco queda ya de lo que fue aquella fortaleza sí que merece la pena acercarse para descubrir desde lo alto una magnifica vista de todo el valle. Este castillo jugó un papel importante durante la reconquista y las guerras con Castilla, ya que formó parte de la primera línea defensiva.  

En tornos se  instala entre dos pequeños cerros, en un paso natural al valle del Jiloca desde la cuenca de la laguna donde no podemos dejar de admirar sus bellos peirones. Sobre todo el que se encuentra  a sus puertas, en la plaza del Ayuntamiento, un bello ejemplar dedicado a San Antón.

En los alrededores de la población se localizan varios yacimientos de época íbera y romana, que atestiguan su ocupación desde antiguo.

Y esta precisamente será nuestra próxima parada el yacimiento de “el  Castellar “ un pequeño poblado celtibérico amurallado, de forma más o menos rectangular, que solamente ocupa unos seiscientos metros cuadrados de extensión y  situado muy cerca de la localidad de Berrueco.

Lo que más destaca de este antiguo poblado son los restos de su muralla y la puerta de entrada, que una vez hemos atravesado veremos una pequeña área con aceras y desagüe, que le otorga un aspecto relativamente urbano . Desde este punto tendremos el destacado privilegio de contemplar gran parte de la laguna de Gallocanta, que se encuentra entre las provincias de Zaragoza y Teruel.


Por David Pellicer Serra » Pelli»

Me gusta perderme de forma improvisada por parajes, historia y leyendas

En el canal de You tube y redes sociales de Carretera y Manta Podrás encontrar información y viajes muy cerca de casa.


Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.