Regalos por navidad

Dic 24, 2021

Con la proximidad de las navidades, viene siendo habitual la visita de numerosos políticos y personalidades para visitar el estado de las obras y actuaciones que los ayuntamientos vienen impulsando desde hace años. Hace escasos días Calamocha recibió a la Consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, para anunciar una nueva inversión en la recuperación de unos restos hidráulicos en desuso existentes en la zona del río Jiloca a su paso por la localidad. Para que esta inversión genere riqueza es necesario que vaya acompañada de una concienciación de todos nuestros vecinos, y sobre todo hosteleros, para promocionar nuestra zona turísticamente. Esto es un pequeño ejemplo de cómo generar economía en forma de visitas a nuestro territorio, para a su vez dar dinamismo y empleo.

Una inversión en promoción turística y apuesta por la vida en el mundo rural, que representantes políticos intentan llevar a cabo de forma más o menos ordenada según el criterio de quién está en cada momento. Pero, son los bares, restaurantes y hoteles los que mejor saben vender y promocionar nuestro territorio, desempeñando un papel clave y fundamental en captar nuevos visitantes o ser un reclamo para que otros repitan. Aunque no todo está en nuestras manos, recientemente escuchábamos los comentarios de la actriz Inma Cuesta, en una extensa rueda de prensa donde invitaba a no venir al territorio. La maquinaria de las redes sociales se puso en marcha casi al instante para denunciar abiertamente estas declaraciones y mostrar el desacuerdo total que solventó la actriz con un comunicado pidiendo disculpas a las pocas horas. ¿Para esto nos sirve esta promoción? Tal y como dijo Inma Cuesta “No vayas, vete a otro sitio”. Así pues, esta reivindicación va dirigida a todos aquellos que menosprecian los pueblos y las vidas que se desarrollan en ellos.

Con total seguridad, la gente que realiza su día a día aquí dará la bienvenida a todos aquellos que no hagan caso a las palabras de Inma Cuesta.Este nuevo año 2022 puede ser un buen año para invertir, confiar y desarrollar recursos en el medio rural, y evitar que los beneficiarios de las inversiones sean siempre los mismos, los de las grandes urbes.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.