Por Jesús Blasco

Con sobrados motivos, en nuestra columna de opinión estamos que no cabemos de gozo, a consecuencia de las buenas nuevas que nos deja el mes de noviembre, que ojalá se repitieran, o mejor aún que todo el año fuera noviembre porque otro gallo nos cantaría.

Fue un día de ese venturoso mes, cuando me pilló recién levantado y dispuesto a desayunar mientras ojeaba el boletín oficial calamochí, que con tanta presteza edita nuestro alcalde en su facebook, y en una primera impresión me pareció estar aún dormido porque no es normal que con asombrosa celeridad tengamos a la vuelta de la esquina le reposición en los alcorques que por las heladas vació la estrepitosa Filomena, y más sorprendente todavía de que aflore el buen gusto y la variedad replantando con nueve especies arbóreas (la mitad de ellas nuevas en esta plaza), que vienen a  cambiar el paisaje urbano con ejemplares de una gama más alta que las omnipresentes y sufridas troanas, en las que hemos desahuciado todos sus nidos, les hemos hecho verdaderas perrerías con las podas, y hasta nosotros nos hemos privado en su momento álgido como es la  contemplación de belleza que aporta su floración.

Dar gusto a todos con las especies es complicado, y mientras los hay que pueden abogar por floresta autóctona, en mi caso prefiero un muestrario más diverso y urbanita porque para ruralidad ya tenemos bastante estando en plena campiña con corzos y jabalíes casi a la puerta. Pinos carrascos han poblado nuestras aceras dejando no pocos quebraderos de cabeza, y respecto de los ligustrum japonicum de hoja perenne que han pasado a mejor vida, son como un nombre indica oriundos del sudeste asiático aunque hayan estado siempre entre nosotros. Para los prunus, hibiscus, albicias, chitalpas, catalpas, robinias, fraximus, morus alba y lagestroemias con destino predestinado a nuestras calles, recordar a los peritos municipales que todas esas especies son de hoja caduca y a nadie agrada ver una rama seca durante un larguísimo invierno, situación que podría dulcificarse con la plantación alterna de un árbol caducifolio seguido de otro perenne y así a lo largo de toda la calle. En este cometido sería una buena inversión  el informe de un arquitecto paisajista que además de dignificar rincones degradados nos ayudaría a convertir calles y plazas en un jardín botánico ornamental si estuviera en nuestra mente proponérnoslo.

A tanta felicidad con la floresta ha venido a sumarse la campaña “Juega tu papel”, proyecto impulsado por la Fundación Alcoraz y la empresa modelo ICT Ibérica con sede en El Burgo de Ebro con una producción de 140.000 toneladas de papel tisú, higiénico y de cocina, que intenta devolver a la naturaleza lo que la naturaleza le da, además de su otra vertiente educativa, con actuaciones anuales que vienen para quedar institucionalizadas en las tres provincias aragonesas en puntos como Siétamo, Alagón y Calamocha elegidos para este año, y seleccionando en nuestro caso el entrañable paraje de la Cirujeda donde ahora reina la aridez y el abandono, para repoblar una extensión equivalente a 65 pistas de voleibol, con 500 ejemplares de cinco especies entre las que no faltarán ejemplares de sabinas, enebros, chopos, olmos y fresnos. Las primeras plantaciones se realizaron por los gerifaltes asistentes al acto de presentación acompañados por una representación de deportistas pertenecientes al Club Casademón Zaragoza, Sociedad Deportiva Huesca y Club Voleibol Teruel.

La guinda a tanta ensoñación viene a ponerla el calamochino club Raid Trail donde milita Marcos Ramos  campeón de la última maratón de las Tucas en el Valle de Benasque, club de quien parte la sugerente propuesta de algo muy centro europeo y absolutamente novedoso por estas tierras de lusones como es el  Primer Plogging Day que viene a ser un “recoja usted basura mientras corre o camina con familia o en solitario”, genial recomendación para la mañana del 12 de diciembre, que debe ser mucho más publicitada para que todos estemos ahí, porque además de implicarnos en el “Juega tu papel”, lo que nos estamos jugando es el planeta.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.