MILANA BONITA

Feb 20, 2022

POR JESÚS BLASCO

Dice el refrán que -no hay mal que por bien no venga-, esta manera optimista de lanzar un mensaje en tiempos complicados, es lo que ha hecho nuestro laureado y jovencísimo convecino Carlos Pérez Naval, que aprovechando el confinamiento en tiempos de pandemia ha dado forma, al libro de sus sueños con la publicación de su ópera prima Aves de España, Guía Fotográfica de Identificación, que por decirlo de una manera clara y coloquial, es para quitarse la boina.
Una tarde a mediados del gélido enero tuvo lugar la presentación en la Sala Lapayés ante un público más abundante de lo normal, entre los que se contaba su guardia pretoriana integrada por sus compis de instituto, y una variopinta representación de todas las edades, ávidos todos de escuchar al “misacantano”, que en ningún momento dio muestras de nervios, dejando a los asistentes apabullados con su templanza, de su derroche de conocimientos, además de asumir sin darse importancia todo el inmenso trabajo y horas dedicadas, para rematar el acto de presentación con un portagayola a las preguntas del respetable.
Acabado el evento, sentí la sensación de haber sido testigo de un acto histórico, porque no es normal que un adolescente de dieciséis años tenga una cabecica como la suya, posea un timbre de voz que no amuerma, y consiga tener al auditorio entregado de principio a fin, y además disfrutando con los conocimientos y dominio del tema, impropios en un chaval de instituto. De vuelta a casa me llevaba 916 gramos de sapiencia o lo que es lo mismo 415 páginas de luz y color donde la vida estalla a borbotones y donde esas joyas voladoras que pueblan nuestros cielos, supieron entender que debían posar con sus mejores vuelos y más coloridos plumajes para nuestro particular Rodríguez de la Fuente calamochino.
Afortunadamente los tiempos cambian a mejor, aunque en los míos, ante la falta de diversiones lo que se llevaba era salir al campo a escarzar nidos y con un buen tirachinas, seguramente no éramos conscientes del daño producido ni estábamos educados. Por el paralelismo de situaciones tan opuestas le va bien al artículo lo de Milana Bonita, extraído de la obra del inmortal Delibes, y celebro que nuestro admirado fotógrafo de la fauna salvaje ande con sus tiempos y sea el autor del joyero en papel cuché, colmado con la práctica totalidad de las aves de España, todas ellas en foto y ninguna pintada, lo que le hace ser un ejemplar único de cuantos se han publicado.

Carlos Naval tomando una fotografía de pequeño. Eva Naval

En el origen de la corta pero intensa vida de Carlos tenemos una cámara fotográfica, regalo de sus padres, cuando aún no había cumplido los cinco años de edad; aquel juguete fue el desencadenante de su pasión, convirtiendo el pequeño jardín de su casa en un photocall de la naturaleza donde insectos, flores y pajarillos fueron sus modelos habituales y los causantes de despertarle su pasión por la biodiversidad. La foto cuando contaba nueve años, de un alacrán de Torralba le llevó a Londres a recibir el Wildlife uno de los premios fotográficos más importantes del Mundo, concurso del que tiene cuatro premios de categoría y otras tantas menciones de honor; su extenso palmarés está acreditado por sus más de setenta fotografías que han recibido diferentes premios y menciones por el solar patrio y países de Europa, lo que le convierten en el calamochino más laureado internacionalmente desde los tiempos de Boabdil.
Y pese a todo y a tener las mejores notas en Teruel, premio extraordinario en secundaria y uno de los quince expedientes más brillantes de Aragón, resulta ser un chaval de lo más normal, nada engreído y al que se le puede hablar sin tarjeta, futbolero de afición y entre sus gustos culinarios la pasta como a tantos y tantos jóvenes.
El Manneken Pis de Bruselas no tiene más misterio que el de ver si atina con el chorro en la pileta, pues bien, en la zona infantil de nuestro parque bien podría contemplar la futura remodelación, la didáctica escultura de un niño en cuclillas observando la naturaleza.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.