Hace dos cursos, desde el CPEPA Jiloca (Calamocha), decidimos embarcarnos en la realización de un proyecto Erasmus+. Llevaría el título de Sueña grande, sueña Europa, y con el fomento de la Igualdad y de la internacionalización en nuestro Centro como letimotiv.

Se procedió a la redacción del proyecto y a su solicitud. Poco después llegó su aprobación. ¡Teníamos pista libre para comenzar! El problema es que esa aprobación no fue lo único que llegó. Pocos meses más tarde vino también la dichosa pandemia global que paralizó todos los planes habidos y por haber. Entre ellos, nuestros planes de empezar a viajar para ir dando forma al proyecto. Así que nos vimos obligados a retrasar nuestras movilidades (es así como se designan a los viajes o desplazamientos que los y las docentes realizan como parte esencial de este tipo de proyectos) y a aplazarlas para el presente curso.

Finalmente, llegó el momento, y David, uno de los compañeros de nuestro claustro, pudo llevar a cabo la primera movilidad. Preparó la maleta y se marchó a Montpellier, en el sur de Francia, una ciudad de algo menos de 300.000 habitantes famosa, entre otras cosas, por su buen clima.

Allí participó en un curso intensivo de francés ofertado por la academia de idiomas Accent Francais. El objetivo general de tomar dicho curso era la mejora de la competencia oral de modo que se pueda dar un servicio más acertado a las alumnas marroquís capaces de hablar francés. El planteamiento se basa en la idea de que mejorar la comunicación traerá un enriquecimiento directo en la relación con el alumnado.

Como objetivo secundario, estaba la toma de contacto con otras metodologías usadas para la enseñanza de idiomas. En este caso se aplicaba a la enseñanza de francés, pero la mayoría de los recursos que se usan para enseñar una lengua suelen ser extrapolables a la enseñanza de otras. En el caso de nuestro CPEPA la idea era implementarlas en nuestras clases de inglés y de español.

En este momento, la situación causada por la pandemia nos mantiene de nuevo en espera, pues no nos permite trabajar con la anticipación que las movilidades requieren para llegar a buen puerto. Por esta razón, los planes para las siguientes movilidades están de momento en stand by a la espera de una mejora que genere mayor seguridad y traiga la posibilidad de lanzarse a la piscina sin miedo a posibles cancelaciones por cierre de fronteras o por dificultades similares. Una de las ideas que tenemos en mente para las movilidades restantes es la realización de un curso de mindfullness y meditación enfocado a mejorar algunos aspectos de la enseñanza de Crecimiento y conocimiento personal que nuestra compañera Vanessa oferta en algunas de las localidades que cubre nuestro CPEPA.

La temática de la tercera movilidad aún no está decidida a día de hoy, pero nuestra intención es orientarla de modo que podamos ampliar el abanico de aspectos en los que, como docentes, formarnos y mejor de cara a lograr que los ecos de todo aquello que aprendamos en nuestras salidas al extranjero, acaben llegando a nuestras aulas y nos permitan una mejora en nuestra labor educadora y, a consecuencia, una mejora en la calidad del tiempo que nuestro alumnado invierte en nuestra aulas.


¿Quieres contarnos tu historia?
Envíanos tu artículo a:
elcomarcal@elcomarcaldeljiloca.info


Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.