«Todos los que formamos ADRI Jiloca-Gallocanta perseguimos lo mismo: el desarrollo de nuestro territorio»

Isabel Moragriega es la nueva presidenta de ADRI Jiloca-Gallocanta. Natural de Calamocha, es licenciada en Historia y trabaja en el archivo municipal de la villa desde 1998. Además, desde que se fundase en el año 2001, es coordinadora y secretaria de la Fundación San Roque, organismo al que representa en la Junta Directiva de la Asociación para el Desarrollo Rural Integral de las tierras del Jiloca y Gallocanta.

No es la primera vez que afronta este cargo. Usted ya presidió ADRI Jiloca-Gallocanta entre los años 2013 y 2015.

Así es. Ya representé a la Fundación San Roque hace unos años y ejercí un tiempo como presidenta de ADRI Jiloca-Gallocanta. Repito, por supuesto, encantada de trabajar con los técnicos de ADRI porque ya nos conocemos y sabemos muy bien cómo trabajamos, y con toda la Junta y toda la gente que forma parte de la asociación porque hacen una labor de promover y activar nuestro territorio.

¿Qué recuerdos tiene de su etapa anterior?

El recuerdo es muy bueno porque fue una época muy interesante. Comenzamos con las nuevas estrategias y empezamos a reunirnos con todas las asociaciones y con los colectivos sociales para desarrollar lo que iba a ser el proyecto que se ha llevado a cabo en estos últimos años. Me tocó conocer el terreno, conocer a la gente, involucrarme… Trabajé muy a gusto con la Junta que había en aquel momento. Con la actual, hay personas con las que no he tratado mucho todavía pero, al fin y al cabo, todos perseguimos lo mismo: el desarrollo de nuestro territorio.

En estos últimos meses, se han difundido informaciones que parecían poner en peligro tanto las estrategias de desarrollo rural como a los propios grupos. Aunque parece que se ha desestimado reducir las sedes territoriales a una por provincia, sí es cierto que se habla de recortes en los presupuestos y que los 77 millones que gestionaban los grupos en su conjunto podrían pasar a ser 55 en la nueva estrategia. ¿En qué situación vuelve a tomar las riendas de ADRI Jiloca-Gallocanta?

Hay muchos retos por delante. Ahora mismo, está concluyendo una fase del programa LEADER, con una estrategia que comenzó en 2014 y terminaba en 2020, y ahora estamos con el adelanto de 2021. Los fondos están al límite porque estamos pagando los importes con los que subvencionamos los proyectos elegidos. Por lo tanto, el presupuesto está comprometido y ahora tenemos que pelear por los fondos que tienen que llegarnos al territorio  para poder desarrollar todas las actividades y proyectos que aquí se plantean, que no son pocos. Aunque dependamos de partidas europeas, también lo hacemos de otras instituciones como, por ejemplo, de las diputaciones de Teruel y Zaragoza, cuyas ayudas llegarán a final de año. Mientras tanto, seguimos trabajando e intentando que lleguen a buen puerto todos los proyectos en los que estamos implicados. En cuanto al LEADER, la estrategia se está negociando. Adelantaron ocho millones de fondos europeos a repartir entre los grupos de desarrollo rural aragoneses para afrontar el 2021. Para ADRI Jiloca-Gallocanta, suponen unos 357.000 euros con los que cerrar el año y afrontar las convocatorias de 2022 que, por cierto, están abiertas. Esos ocho millones más los 55 de los que se habla sumarían 63 millones pero, como digo, se está negociando.

La estrategia vigente a día de hoy establece tres tipos de proyectos: productivos, no productivos y de cooperación entre particulares. ¿Qué requisitos debería cumplir una iniciativa para poder beneficiarse de las subvenciones LEADER?

El proyecto tiene que estar dentro de las estrategias que marque el Gobierno de Aragón como las líneas de trabajo de cada año. Unas veces se prioriza el medio ambiente, otras la renovación energética, la eliminación de barreras arquitectónicas, cooperación entre particulares… Pero en la convocatoria que hay abierta ahora para 2022, la prioridad es que generen empleo y, en segundo lugar, que lo mantengan. Después, irán los demás.

¿Qué objetivos se ha marcado usted como nueva presidenta de ADRI Jiloca-Gallocanta?

Los objetivos son los mismos que se han perseguido siempre pero intentando adentrarnos en otros sectores que pudiéramos abarcar. Hace poco, tuvimos una reunión en la Diputación Provincial de Teruel con el resto de grupos y planteamos poder trabajar con esta institución en el marco del Proyecto Silver, centrado en las personas mayores y con el fin de aprovechar el potencial que tienen. También se puede trabajar en la reducción de CO2, en Red Natura, en materia de vivienda… Así que intentaremos no cerrarnos puertas y quedarnos en lo que hemos hecho siempre, sino favorecer el asentamiento en el territorio tanto de gente mayor como de gente joven.

En cuanto a vivienda, ADRI Jiloca-Gallocanta ha impulsado un buscador en su web donde se recopila la oferta de inmuebles en venta o en alquiler. Se trata de uno de los mayores problemas con los que se topan quienes quieren asentarse en los pueblos: que no encuentran ofertas de residencia.

Sí. Nuestro Banco de Vivienda está sirviendo de impulso y de ayuda para todas aquellas personas que quieren volver a nuestros pueblos y que buscan alquilar o comprar una casa. Por ejemplo, de cara a la implantación del matadero de Tönnies en Calamocha, que se prevé que atraiga nuevos pobladores, puede ser de mucha utilidad. Nuestro servicio ayudaría a las personas a encontrar alojamiento en Calamocha o el resto de pueblos.

Otro proyecto en el que ADRI Jiloca-Gallocanta está inmerso es Birding Aragón que, de hecho, se coordina desde aquí. ¿Qué tal está funcionando tanto en este territorio como en el resto de la Comunidad?

Está funcionando a tope. Hace poco, la técnico responsable mantuvo varias reuniones y se están elaborando en todos los territorios acciones de promoción turística centradas en la ornitología, que está muy relacionada con las actividades que nosotros realizábamos como, por ejemplo, el Curso de Ornitología Práctica de Gallocanta. El proyecto es una forma de cooperación entre los distintos grupos y está funcionando muy bien. Casi todos los fines de semana hay alguna actividad de formación o salidas al campo. En cuanto a nosotros, estamos gestionando actividades con la laguna de Gallocanta y barajando nuevas propuestas, como un curso de cantos de aves que puede resultar muy interesante.

¿Qué otros proyectos de dinamización social se están trabajando desde ADRI Jiloca-Gallocanta?

Hay varios. Por ejemplo, el de Jóvenes Dinamizadores Rurales está retomando la actividad presencial poco a poco después de la pandemia. Por otro lado, está el Erasmus+, que es un proyecto europeo muy interesante que pretende impulsar las perspectivas laborales y el desarrollo personal de estudiantes y profesionales, y estamos estudiando propuestas en torno a él. Con la Era Rural, estamos trabajando con unas mujeres en Blancas que buscaban apoyo para difundir su proyecto y hacerlo accesible a todos los pueblos… No paramos de recibir proyectos.

¿Qué balance hace de este primer mes como presidenta de ADRI Jiloca-Gallocanta?

En este mes que llevo, he mantenido muchas reuniones con muchas personas e instituciones con el objetivo de que salgan adelante los proyectos que tenemos ahora y que los nuevos que estén llegando, los vayamos poniendo en marcha. Y no cerramos ninguna puerta: todo lo que recibamos y veamos que es posible abarcarlo con nuestros recursos, nos lanzaremos de cabeza.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.