POR PASCUAL SÁNCHEZ

Entre los s.s.XV y XVII proliferaron los libros con la Historia de los Corporales escritos por distintos autores y cronistas del momento. Probablemente el más célebre de todos ellos fue el que escribiera Gaspar Miguel de la Cueva, canónigo de la Colegiata, cuyo título era «Historia del Misterio Divino.(..)” Fue impreso en Alcalá de Henares por el editor Juan de Brocar y en la primera tirada de 1.539 salieron 3000 ejemplares. Más tarde se hizo una nueva edición en 1.553 de la que se conserva un ejemplar en el Archivo Parroquial de Daroca. Este libro fue durante mucho tiempo lo más parecido a la Historia oficial del Milagro y convirtió definitivamente al Santísimo Misterio de Daroca en el principal atractivo y referencia de la Ciudad, cuya fama se había extendido ya por toda España. También en esta época se escribieron obras para ser representadas. Ya en el siglo XV, durante la festividad del Corpus Christi, además de la procesión en la que los Corporales recorrían la ciudad en su magnífica custodia donada por Pedro IV, que culminaba con la exposición del Paño Sagrado en la Torreta, brilló con luz propia y gran aceptación de público una representación teatral titulada «Istoria de los Corporales»(sic) en la que un grupo de actores escenificaban los acontecimientos del Monte Santo que culminaban con la llegada a Daroca del Santísimo Misterio. La función era acompañada con música interpretada por una numerosa banda que algunos años llegó a ser de 50 miembros.

     Entre los siglos XVI y XVIII se publicaron regularmente unas sencillas narraciones con xilografías de los distintos momentos del suceso facilitando de este modo, que la gente que no sabía leer pudiese también conocer paso a paso la Historia del Milagro.

     Siguieron escribiéndose Historias de Daroca en épocas posteriores, entre las que cabe destacar la escrita en 1629 por un clérigo anónimo por encargo de Andrés Celaya, otra en 1691 de Cristóbal Nuñez titulada «Antiguedades de la nobilísima Ciudad de Daroca.(..)»; Unos años más tarde, en 1697, el reverendo mercedario Fr.Pedro Olano escribió una nueva “Historia de Daroca”. Muy célebre también fue el relato sobre los Corporales de don Tomás Orrios de la Torre en 1759 conmemorando la visita de tres días a Daroca del rey Carlos III. Este libro se ha reeditado en varias ocasiones, llegando a la novena edición en el año 2014.

     Más tarde, Cosme Blanco en 1870 volvió a explicar las maravillas de esta Ciudad y su Comunidad en su «Historia de Daroca en las célebres Ordenanzas de su Comunidad» y ya en 1929 las muy conocidas que escribiera el P.Beltrán  «Historia de Daroca y Tradiciones y leyendas de Daroca», reeditada años más tarde.

     Casi todos los autores han tratado este tema desde un punto de vista místico y apoyándose en relatos anteriores; sin embargo en los años ochenta del pasado siglo, Angel Canellas, en apenas 35 páginas escribió una magnífica “Historia documentada de los Sagrados Corporales de Daroca” que como indica su título, el autor hace un recorrido de los  hechos basándose únicamente en los documentos conservados del acontecimiento. 

    No quiero olvidarme de una “pequeña gran obra literaria” compuesta por Alberto Albericio en 1964 con el título “La victoria del cielo”, se trata de una “Escenificación del Milagro de los Corporales” que se representó en Daroca durante algunos años con mucho entusiasmo y todavía queda en el recuerdo de los que tuvieron ocasión de disfrutarla. 

     Finalmente, Imperium Ediciones publicó en 2019 la novela “Setenta leguas” de este modesto autor, en la que su protagonista vive en primera persona todos lo acaecido en torno al Milagro de los Corporales.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.