Glorioso patrón San Roque:
No es agosto, no, es verdad,
pero a tus pies me dispongo
pues te vengo a suplicar.
Desde China hasta Italia,
desde Monreal al Madrid,
ahora es una pandemia
que no nos deja vivir.


Te suplico que nos cuides,
perdónanos todo mal,
líbranos de esta desgracia
que hay a nivel mundial.
Cuida de los sanitarios, cuidadores,
médicos y agricultores.


Cuida de los transportistas,
currantes y especialistas.
Te pido también, mi Roque,
que temples a to’l Gobierno
porque si no pones orden,
esto acabará en infierno.


Espero que en este agosto
te podamos ya bailar
y toda esta locura
haya terminado ya.
Hasta pronto, pues, patrón.


Aquí va mi rogativa.
Por todo el mundo te pido
que sigamos nuestras vidas.


¡Viva San Roque!

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.