La Diputación de Zaragoza ayudará con más de 1,2 millones de euros a los ayuntamientos que sufrieron daños en sus infraestructuras municipales por los grandes incendios ocurridos en la provincia este verano.
En la zona de Ateca y el Manubles, el único municipio con afecciones de ese tipo fue Moros, que recibirá una primera subvención directa de 170.000 euros para reparar la red de abastecimiento de agua de boca e ingresará otra ayuda directa de 30.000 euros para reconstruir un mirador turístico.


Los daños totales declarados en bienes municipales por el incendio del Moncayo superan el millón de euros en seis localidades: Alcalá de Moncayo, Ambel, Añón de Moncayo, Borja, El Buste y Vera de Moncayo. Aunque en este caso todavía hay que esperar a la valoración definitiva de los técnicos, en el pleno extraordinario de la institución provincial del 16 de septiembre, el presidente Juan Antonio Sánchez Quero volvió a garantizar que la Diputación de Zaragoza abonará a los consistorios el importe íntegro “sea cual sea la cifra final”.


“Como ya dijimos desde un primer momento, pagaremos a los ayuntamientos el 100% de los daños que hayan sufrido en los bienes y las infraestructuras municipales, y para ello habilitaremos los fondos que sean necesarios”, subrayó Sánchez Quero, quien también adelantó que en todos los casos las subvenciones se tramitarán mediante concesión directa atendiendo a su interés provincial dada la magnitud de la catástrofe.


En el gran incendio de Ateca solo Moros sufrió daños de este tipo, según las valoraciones de los técnicos ascienden a 200.000 euros: 170.000 en la red de abastecimiento y 30.000 en un mirador turístico.
Respecto al gran incendio de Añón de Moncayo, el presidente Sánchez Quero detalló que han sido un total de ocho los ayuntamientos zaragozanos que han declarado daños en sus bienes e infraestructuras municipales.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *