La institución humanitaria realiza sesiones con las familias para tratar temas como el proceso de socialización, la paternidad responsable, modelos de familia, la comunicación y escucha activa, el desarrollo psicológico y actuaciones ante los conflictos

Cruz Roja Jiloca ha creado la Escuela de padres y madres de Calamocha/Jiloca, a través de la que llevan a cabo diferentes reuniones con las familias para abordar aquellos temas sociales que las involucra.
Durante los meses de octubre y noviembre, las reuniones tienen lugar en la biblioteca del colegio Ricardo Mallén de Calamocha, “con numerosa participación y gracias a la colaboración del centro educativo, el que además presta sus instalaciones para realizar la actuación comunitaria”, indica la entidad.
Las sesiones diseñadas por la trabajadora social de Cruz Roja Jiloca, Gema Arrios, están impartidas por voluntarios y versan sobre diversos temas: el proceso de socialización a través de la familia, la paternidad responsable, modelos de familia, padres y madres preparados (estilos y pautas educativas), la comunicación y la escucha activa, el desarrollo evolutivo y psicológico del menor y adolescente, o actuaciones cuando surgen los conflictos.


En esta actividad se han involucrado voluntarios de Cruz Roja del Jiloca, de perfiles sanitarios, sociales y educativos, como facultativos de farmacia, psicología y enseñanza en Secundaria y educación social. “Estos roles se ven complementados con voluntarios que ya han sido padres y madres en su día, y ahora son abuelos, quienes aportan sus conocimientos y experiencia educativa en valores”, señalan.
Esta institución humanitaria también ofrece asesoramiento en cuanto a pautas y ayuda en la educación de hijos e hijas, educación en valores, ocio y tiempo libre, etc.


Los integrantes de la Escuela de padres y madres indican que las familias son el “pilar fundamental de socialización”. “La tarea de educar a los menores y adolescente es cada día más complicada para padres y madres y tenemos que convivir en una sociedad más compleja y exigente, sin olvidar que en los centros educativos se enseñan conocimientos”, recuerdan.
Por ello insisten en que es necesario “educar en valores como el respeto, la confianza, el autoconcepto, el autoconocimiento y el esfuerzo por el logro”. “Todo ello en un futuro no muy lejano ha de conformar la personalidad y buen hacer de nuestras próximas generaciones”, comentan.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *