Es la responsable del monte conocido como ‘Sociedad del Término de Bueña’ y se ha configurado con 23 personas condueñas, que podrían llegar a ser más de un centenar de copropietarios tras la recepción de nuevas solicitudes a partir del 7 de enero

La junta gestora del monte conocido como ‘Sociedad del Término de Bueña’ formalizó su constitución el pasado 9 de diciembre en Bueña, siendo la primera junta gestora de montes de la provincia de Teruel.
Según informaron sus promotores en una nota de prensa, la junta gestora ha quedado configurada a partir de un grupo inicial de 23 personas condueñas. Sin embargo, el próximo 7 de enero se prevé atender nuevas solicitudes de incorporación, alcanzando previsiblemente más de un centenar de copropietarios.


Este hito de este municipio de la comarca del Jiloca destaca además por el hecho de que la directiva de esta junta gestora haya sido conformada íntegramente por mujeres. “Hecho que se valora de forma muy positiva y representa un cambio en las dinámicas de toma de decisiones típicas del medio rural”, comentan los promotores.
El proceso de creación de la junta gestora ha contado con la colaboración de la Asociación Forestal de Soria, entidad que lidera el proceso de recuperación de este tipo de montes en España desde hace más de dos décadas, con más de 80 juntas gestoras ya constituidas.


Orígenes en 1893
La historia de este monte de Bueña se remonta al 21 de noviembre de 1893, cuando cuatro personas adquirieron en subasta desamortizadora mediante título de compraventa al Estado español cuatro fincas denominadas ‘Dehesa Rebollar’, ‘Los Chovares’, ‘Loma Alta’ y ‘Los Tollos’, cuya superficie abarca unas 1.600 hectáreas, en las que se localizan terrenos de pastos, chaparrales y zonas actualmente dedicadas a diferentes tipos de cultivo.


Un año después, los cuatro titulares iniciales transmitieron dos terceras partes de sus participaciones a un extenso colectivo de personas, todos ellos vecinos de Bueña, en régimen de pro indivisión, y así quedó inicialmente configurada la denominada ‘Sociedad del Término de Bueña’, como comunidad titular del monte, configurado como un patrimonio forestal especial, de carácter colectivo y de derecho privado.
Los promotores explican que, la existencia de un elevado número de condueños resultantes de la sucesión desde esos compradores iniciales, su dispersión y consecuente dificultad de reunión, así como la falta de títulos actualizados, dificultaba que esta comunidad pudiera regirse íntegramente por las disposiciones del Código Civil, configurando lo que se conoce como un monte de socios.
La gestión de este monte de socios se había intentado desarrollar a lo largo de los años a través de diferentes configuraciones jurídicas, sin que ninguna de ellas se hubiera podido ajustar plenamente a Derecho.
El hecho de que en la actualidad la titularidad de dichos terrenos corresponda en pro indiviso a varias personas, y alguna de ellas resulten desconocidas, implica que formalmente estos espacios forestales deban calificarse como ‘montes de socios’. Y la gestión de este tipo de montes se desarrolla a través de su correspondiente junta gestora.


Pionera en Teruel
Los promotores de la junta bueñense apuntan que los montes de socios son muy habituales en la España interior, alcanzando una superficie de entre 1,5 y 2 millones de hectáreas.
“En Teruel se desconoce la superficie que este tipo de terrenos de titularidad colectiva puede llegar a suponer”, señalan.


Se considera que son muchas las localidades que albergan este tipo de montes, por lo que la puesta en marcha de este procedimiento en Bueña a través del Gobierno de Aragón “ha sido el inicio para que muchas otras tengan la opción de regularizarse y poder desarrollar una gestión y conservación adecuadas”, concluyen.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *