Unas 140 personas asistieron a la cita, atraídas por la característica roca rojiza del rodeno

El rodeno, la singular roca rojiza que identifica el paisaje de Peracense y Rodenas (Sierra de Albarracín), protagonizó la celebración del Geolodía en la provincia de Teruel. Unas 140 personas se desplazaron el 7 de mayo hasta estas localidades procedentes de distintas partes del territorio turolense pero también de otros lugares como Castellón o Madrid.


El Geolodía es una actividad impulsada por la Sociedad Geológica de España desde 2005. Se celebra de forma simultánea en todo el territorio nacional y pretende acercar esta ciencia al público exponiendo la relación de la dinámica terrestre con aspectos sociales y culturales.


José Luis Simón, profesor del departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza, contó que durante la primera parte de la mañana, en Rodenas pudieron apreciar una panorámica del entorno para contrastar el poljé diseñado por el paisaje calizo formado en el Jurásico con el rodeno, propio del Triásico y visible en la Cordillera Ibérica, cuyo tono rojizo se debe al óxido del hierro que se generó a causa del calor y la aridez de aquella época geológica. Después, en Peracense, visitaron la fortaleza y observaron cómo esta roca ha inluido en la arquitectura de la zona.


Simón estuvo acompañado por José Luis Peña, profesor y geógrafo físico experto en geomorfología.
En la cita, pudieron comparar los elementos paisajísticos inalterables durante millones de años con otros que se modifican cada poco tiempo, invitando a reflexionar sobre la intervención humana en el entorno natural, en concreto, con la instalación de antenas o plantas eólicas.


El Jiloca ya había sido escenario del Geolodía en años anteriores, con la falla de Calamocha o el yacimiento de Bueña.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.