El director general de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón reflexiona sobre el consumo responsable

Estas fechas señaladas, en las que se consume mucho más que en otros momentos del año, la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios del Gobierno de Aragón ha puesto en marcha una campaña espe­cial para informar e invitar a la reflexión sobre el consumo res­ponsable, sobre el que profundi­za el director general aragonés Pablo Martínez Royo.

—¿Cuál es el principal mensaje que se lanza a los aragoneses?

—El mensaje es una llamada al consumo responsable, tenemos que ser consumidores responsa­bles todos los días, pero en estas fechas más.

—¿Cuáles son las claves?

—Es el reflexivo, el que no se deja llevar por el impulso, el que apuesta por los productos de proximidad y aquel que se fija en sus derechos como consumi­dor, en cómo ejercer unos actos de compra de productos segu­ros, con buena información, con una lectura de su etiquetado, con una reflexión y planificación de sus gastos y consciente de que todos nuestros actos de compra tienen un impacto en el medio ambiente.

—¿A qué debemos prestar atención a la hora de com­prar estas Navidades?

—Estamos en unas fechas en las que se compra absolutamen­te de todo. Hay mucha compra de alimentación, y en este caso nuestro consejo es atender al etiquetado y al lugar de dónde procede el alimento. La mejor planificación es pensar en los destinatarios, pensar en quién se va a sentar a la mesa, cuántos, de qué edades, sus preferencias, y evitar el desperdicio alimenta­rio. Podemos optar por menús saludables, cercanos y de tem­porada, que contengan nuestra tradición y riqueza gastronómi­ca, que contemplen los alimen­tos de Aragón y de proximidad como primera opción.

—También hay que ser precavidos con otros pro­ductos como los juguetes

—Los juguetes tienen que con­tener un plus, tienen que servir para entretener, divertir y edu­car. Hay que pensar en el desti­natario, pero además, ser un juguete seguro, para evitar daños y disgustos. Un juguete seguro es aquel que esté bien etiquetado, siempre en castella­no, que nos diga la edad reco­mendada, qué tipo de juguete, quién es el fabricante o respon­sable de su puesta en el merca­do, y que lleve el marcado CE de conformidad europea.

—También hay que estar alerta en Internet

—Nuestros consejos de siem­pre son navegar en páginas seguras y buscar pasarelas de pago seguras. Hay que saber a quién le estamos comprando y conocer el plazo de entrega y el transportista, así como el dere­cho de desistimiento.

—La campaña incide en la economía local

—Tenemos muchos producto­res locales que venden a través de Internet, es una oportunidad para el comercio y producto locales.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *