Las charangas volvieron a las calles de los barrios de Calamocha y marcaron el son de sus fiestas patronales. Navarrete del Río, Cutanda, Luco de Jiloca, Nueros y Olalla han celebrado estas semanas sus días más esperados del año.
Navarrete abrió la agenda de fiestas siendo la primera localidad en celebrarlas del 4 al 7 de agosto. Los navarretinos honoraron a la Purísima Concepción en una cita con sabor a primeras veces. “Después de estos años, parece algo nuevo”, dijo el alcalde Pedro Hernando.
Los días grandes de Luco de Jiloca en honor a la Virgen del Rosario comenzaron el 5 de agosto con el chupinazo y volteo de campanas. Fue por la tarde cuando los vecinos llenaron las calles de alegría con su tradicional recorrido de peñas, mostando su ingenio en forma de disfraces y degustando las sopetas al son de la charanga.


En Olalla las fiestas se vivieron del 6 al 10 de agosto en honor a San Lorenzo, con numerosas actividades, como la longanizada, diferentes concursos, un show de humor o la jamonada, entre otras.
Los vecinos de Nueros se reencontraron el 12 y hasta el 14 festejaron sus días grandes en honor a la Virgen de las Nieves.
Mientras que en Cutanda las fiestas se celebraron del 11 al 16, con actos tan emotivos como su Baile de San Roque y el homenaje a sus mayores.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.