El municipio del Jiloca ha vivido del 19 al 24 de agosto los días más esperados del año, que comenzaron con la presentación oficial de la corte de honor de las fiestas, integrada por doce monrealenses, y el pregón a cargo del escalador Enrique Beltrán

Monreal del Campo dio comienzo a sus fiestas patronales, celebradas del 19 al 24 de agosto, con la presentación de su corte de honor y el pregón de los días grandes del municipio a cargo de Enrique Beltrán.
Previamente a la gala, se realizó un pasacalles desde la Residencia ‘San José’, donde los damos y damas obsequiaron a los usuarios. Tras el acto, acompañados por la corporación municipal y la Banda de Música, se dirigieron al pabellón ante la antenta mirada de los vecinos y visitantes.
Los doce monrealenses que integran la corte de honor-Nuria Guerrero, Javier Fuertes, Natalia Laínez, David Plumed, Laura Villuendas, Eduardo Latorre, Javier Moreno, Paula Redón, Iván Allueva, Elsa Torrijo, Diego Arnal y Sofía Garcés-, fueron presentados oficialmente y realizaron un brindis para dar comienzo a las fiestas, recibiendo a su vez la banda que les acredita y un ramo de flores.
Javier Fuertes y Laura Villuendas fueron los encargados de dirigirse a todos los habitantes. “En este día tan especial, como representantes del pueblo, queremos recordar que es muy importante sacarse el bono porque tenemos que colaborar con los actos y no se pagan solos”, comentó Villuendas. “También queremos agradecer a la gente de las peñas, a los que nos visitan de fuera y a todo el mundo que colabora”, añadió Fuertes.

El pregonero de Monreal del Campo de 2022 fue el joven Enrique Beltrán. Actualmente es uno de los mejores escaladores españoles, de categoría absoluta, y es fijo en todas las finales nacionales.
Antes de recibir una placa y un ramo de flores, compartió su orgullo por nacer y ser de Monreal y dedicó unas palabras de cariño al Club de Montaña del municipio y en especial a su tío Fran Blasco. También reivindicó los valores de la escalada, así como más recursos para su impulso en la localidad. “Espero y deseo que lleguen más medios a nuestras instalaciones, escuela y motivos hay para dedicarlos”, manifestó en su discurso.


El alcalde de Monreal del Campo, Carlos Redón, por su parte se mostró ilusionado por volver a celebrar las fiestas tras la pandemia. “Nuestros vecinos llegan con más ganas que nunca a estas fiestas tan queridas por todos y lo que he querido pedirles es que las disfruten como lo han hecho siempre, con responsabilidad, conviviendo todos en las calles, en los actos y en las peñas, y sobre todo agradeciendo a aquellos que hacen posible que las fiestas de Monreal se celebren como todos los años”.
Durante cinco días, Monreal del Campo vivió unas intensas fiestas con actos y propuestas para todos los públicos. Destaca el chupinazo celebrado el sábado 20, con la participación de los quintos 2022.
El domingo 21 se celebró, como viene siendo tradicional, la misa baturra en honor a la Natividad de Nuestra Señora, con posterior procesión.


Los monrealenses se volvieron a reencontrar en la plaza de toros, con el concurso de recortadores o las vaquillas, entre varias citas. También en las numerosas actividades organizadas por las peñas, en las calles encorriendo a los cabezudos o al ritmo de las orquestas que amenizaron la mayoría de noches.
La despedida de estas fiestas únicas llegó el miércoles 24 con el entierro de la sardina, a la luz de las velas, hasta llegar a almorzar a casa del alcalde, tal y como celebra cada año Monreal.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.