El CEJ presentó los trabajos ganadores de la vigésimo tercera edición del Certamen José Lapayese durante la inauguración de la exposición itinerante homónima, en Monreal del Campo.

El fallo del jurado del XXIII Certamen José Lapayese Bruna de Artes Plásticas nombró los trabajos de Pedro Quesada, natural de Madrid, y de María Antonia Zamora, procedente de Tudela, como los mejores de la edición de este año. ‘Asombro’ fue la escultura naturalista presentada por el pintor y escultor madrileño, que representa a un niño a tamaño real. El autor, acostumbrado a investigar la expresividad facial, desde el punto de vista artístico, consiguió el Premio Lapayese dotado de 1.2000 euros.
Por su parte la segunda premiada, María Antonia Zamora, presentó este año el lienzo “Utopía”, con el que le concedieron el premio ARS. La propuesta de la tudelana es una pieza modelada en barro y trabajada con una técnica mixta, que consigue el relieve con el juego y uso de líneas en acrílico.


Tras recibir la resolución del jurado, ambos artistas se mostraron satisfechos con las menciones. Para Quesada el certamen jilocano destaca por su calidad, como reflejan las obras presentadas por la treintena de artistas, “siempre he valorado mucho esta cita artística. Tiene una dilatada trayectoria y apuesta por la escultura y su lenguaje”. Además, el escultor ve este tipo de iniciativas como “algo importantísimo de cara a los jóvenes. Es algo fantástico que exista, y que da la oportunidad de desarrollar como artista, y mostrar tu trabajo”. Por su parte, la autora de ‘Utopía’ asidua a la convocatoria del Centro de Estudios del Jiloca, a la que se ha presentado en más de diez ocasiones, se mostró “muy feliz y honrada porque hayan confiado en mi obra y que les guste, formando parte de su colección”. Zamora, en sus reconocimientos cuenta con el primer premio José Lapayese de la edición de 2017. A la autora de ‘Utopía’ le parece “impresionante el trabajo que hacen el CEJ en el campo de la cultura y en el medio rural. Este tipo de certámenes, en estas zonas en las que normalmente no se puede producir, son iniciativas que hay que valorar, porque consiguen promocionar el arte y los artistas”.


Exposición itinerante
Los ganadores recibieron su mención en la sala de exposiciones temporales del Museo del Azafrán de Monreal del Campo el pasado 9 de julio, coincidiendo con la inauguración de la muestra itinerante del certamen José Lapayese Bruna de Artes plásticas. La exposición sirve como broche de esta convocatoria que reúne esculturas y pinturas de autores llegados de distintos puntos, de dentro y fuera de las fronteras nacionales. La vigésima tercera edición ha contado con treinta participantes, lo que muestra un pequeño descenso de participación, comparándolo con los últimos tres años, según indicaba José María Carreras, presidente del CEJ, que matizó “estamos recuperándonos, en cuanto a participantes” tras el parón de 2020.


La exposición ubicada actualmente en Monreal, hasta el 28 de julio, pasará por el Museo del Jamón de Calamocha, del 29 de julio al 17 de agosto, y concluirá el tour en la Casa de la Provincia en Daroca, desde el viernes 19 al 28 de agosto.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.