En municipios como Calamocha y Cutanda hubo concentraciones señalando la despoblación como factor de los incendios

La Revuelta de la España vaciada ha vuelto a alzar la voz con el lema “La despoblación es la llama que quema nuestros pueblos y montes”. Estas palabras han sido la defensa frente a los devastadores incendios forestales, repetidas en la concentración de este año convocada por las plataformas de este movimiento.


Vecinos y vecinas de numerosos municipios, como Calamocha, Cutanda y Navarrete del Rio, entre otros, se concentraron el pasado sábado a las doce del mediodía en una nueva jornada de ‘Yo paro por mi pueblo’, celebrada cada mes de octubre desde el año 2019 para denunciar las problemáticas de estos territorios.


En las concentraciones se leyó un manifiesto con las propuestas dirigidas a las administraciones, para desarrollar un nuevo y más eficaz “Modelo de Gestión Forestal Sostenible”.
Entre otras medidas, se pide “priorizar y poner en valor las tareas de prevención, recuperando las cuadrillas forestales de mantenimiento de las zonas rurales todo el año”.
También apuestan por implicar en la gestión forestal a la población rural, “que durante siglos ha mantenido el equilibrio entre aprovechamiento y conservación de los bosques”, y promover la ganadería extensiva tradicional por su papel en la limpieza del monte y contribución al equilibrio del medio natural, con incentivos para que sea una opción económicamente viable. Además, plantean fomentar la producción y uso de biomasa.
En algunos pueblos sonó un repique de campanas, y se mantuvo un minuto de silencio por los afectados en los graves incendios de este verano.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *