La inversión les facilitará hacer frente al aumento de precios y se podrá emplear en otros asuntos que los municipios consideren

La Diputación de Zaragoza (DPZ) aprobó en su último pleno ordinario una inversión de 30 millones de euros destinada a los ayuntamientos de los 292 municipios de la provincia.
Con esta ayuda se pretende que los ayuntamientos puedan hacer frente al incremento de costes que está experimentando la obra pública debido al encarecimiento de suministros y materiales. No obstante, esta es una línea de subvenciones totalmente incondicionada, por lo que los consistorios podrán invertir este capital en cualquier otra iniciativa que los municipios consideren prioritaria. Este plan se financia íntegramente con cargo al remanente de tesorería que la DPZ ha ido ahorrando en los últimos años.
Según apunta la institución provincial, esta atraviesa una buena época en lo que al ámbito financiero se refiere. Por ello, en los próximos días, sumará a estos 30 millones, 40 más, correspondientes a la anualidad de este año del Plan Unificado de Subvenciones-PLUS 2022, que se van a pagar de una sola vez adelantando así los tres plazos previstos en las bases.


Además, a esas cantidades hay que sumarles otros 25 millones de euros que la institución provincial va a abonar a los ayuntamientos que delegan en la Diputación la recaudación de los impuestos y de las tasas municipales, “lo que significa que entre esta semana y la que viene vamos a transferir a los ayuntamientos casi 100 millones de euros”, destacó el presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero.


Otros asuntos
En el pleno también se autorizó el gasto necesario para llevar a cabo la salida a concurso de la instalación y mantenimiento de escritorios virtuales en aquellos ayuntamientos que solicitaron contar con esta nueva tecnología.
Con este avance, los usuarios podrán trabajar en un servidor remoto o en la nube, sin necesidad de guardar sus datos en el disco duro del ordenador. De esta manera, se evitan riesgos relacionados con el robo o la pérdida de datos, la corrupción de archivos o las averías de dispositivos físicos y los empleados cuentan con la ventaja de poder acceder a sus ficheros en cualquier estancia, por lo que tienen la posibilidad de teletrabajar.
Asimismo, los barrios rurales también disponen de partidas por valor de 219.000 euros gracias a la concesión del visto bueno a la modificación presupuestaria correspondiente.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.