El fin de semana dedicado a la caza, pesca y turismo rural en Calamocha regresó con la vigésima edición de CAPTUR, alcanzado los cerca de 10.000 visitantes.

La Institución Ferial de Calamocha volvió a abrir sus puertas para acoger CAPTUR, el certamen dedicado a la caza, pesca y turismo rural. Después de llevar dos años sin poder celebrarse, y tras haber tenido que retrasar la fecha de su celebración, programada normalmente para marzo, regresó durante el 7 y 8 de mayo ofreciendo una amplia programación. Esta cita es una de las cinco más importantes a nivel nacional dedicadas a estos sectores.


Apoyo a la caza
Esta edición contó con un apoyo más especial al sector de la caza, considerándola como una actividad “sostenible y regulada porque ayuda a controlar poblaciones, evitar daños en cultivos y también en carreteras” según indicó la consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez. Además, destacó la ayuda de esta práctica a la biodiversidad, entendiéndola como “una actividad asumida y reconocida por todos nosotros, que está en nuestro ADN, en la idiosincrasia del medio rural y en la cultura”. Ilusionado por el regreso y la celebración del veinte aniversario de esta feria, se mostró Manolo Rando, alcalde de Calamocha, que también dejó constancia de su apoyo “absoluto y total” a la caza y la pesca porque “son los pescadores, son los cazadores, los agricultores y ganaderos, son la gente de nuestro territorio los que lo hacen sostenible”, matizaba el alcalde calamochino en la jornada inaugural.
CAPTUR supone un punto de encuentro para personas que vienen de Aragón y de otros puntos de España, que este año se cifraban en torno a los 10.000, con el ánimo de reencontrarse, conversar, y disfrutar de la gastronomía de esta tierra. Con su realización se activa la economía local y comarcal, “en cuanto a generar actividad económica, esta feria es súper importante” concluyó Rando.


La mujer cazadora
El impulso a la caza también apostó por dar visibilidad a la mujer cazadora con un recorrido de caza femenino. Una actividad que congregó a 28 participantes y a varias decenas de acompañantes y curiosos en la Dehesa de Calamocha. Las participantes debían demostrar su acierto en una dinámica de tiro al plato. Las cazadoras reconocían que pese a estar en un sector “por lo general masculinizado” se sentían muy acogidas y arropadas por sus compañeros. Además, animaban a otras mujeres a que se sumen a este deporte o a las prácticas como la realizada.


Otro de los grandes reclamos de CAPTUR son los animales que se pueden ver, como aves rapaces, varias rehalas, ejemplares equinos del Centro Militar de Cría Caballar de Zaragoza, o el espectáculo ecuestre de Sebastián Ponce “Chano”, campeón de la Comunidad Valenciana de Doma Vaquera y Alta Escuela. Todas las actividades programadas por la Institución Ferial de Calamocha contaron con el apoyo del público, cerrando la vigésima edición con un balance muy positivo.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.