En torno a 1.500 visitantes pasaron por el recinto ferial de Calamocha en esta cita que también acogió una concentración de vehículos clásicos con 40 participantes

La feria Antiquarius de Calamocha ha celebrado su décima edición contando con un mayor número de visitantes -en torno a 1.500 en total- y de volumen de ventas. Entre el 22 y el 23 de octubre, el recinto ferial ha acogido esta cita dedicada a las antigüedades, almoneda y coleccionismo, con 24 expositores y actividades paralelas, como la tradicional concentración de vehículos clásicos, en la que hubo 40 participantes.


Juan Ignacio Ibáñez, gerente de la Institución Ferial de Calamocha, ha hecho un balance positivo y ha indicado que Antiquarius “ha ido mejor que la edición de 2019, las ventas también han sido mayores, de hecho, el 90% de los expositores han superado ventas”.
El alcalde de Calamocha, Manuel Rando, inauguró la feria y destacó el valor diferencial de la misma, así como la importancia de volver a organizarla. “Es una feria de reencuentro, tanto de visitantes como de expositores”, dijo. También señaló que es “una forma de activar económicamente un territorio”.
El recinto ferial volerá a estar abierto hasta el 30 de octubre con la feria industrial, agrícola y comercial ExpoCalamocha.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *