Los trabajos alrededor del polígono industrial de Calamocha prosiguen con la adecuación de una vaguada perimetral

Las obras en el polígono industrial de Calamocha prosiguen y actualmente se están llevando a cabo los trabajos de construcción de una vaguada perimetral que evitará próximas inundaciones en la localidad.
El alcalde de Calamocha, Manuel Rando, ha visitado la zona para comprobar la construcción de la vaguada alrededor del nuevo polígono, la que permite desviar el agua y evitar inundaciones. “Se complementa con una estrategia de ingeniería que orienta las aguas”, ha indicado Rando. “Esta actuación va a evitar futuras riadas que pudiera haber en el futuro y para que las que ya ha sufrido la localidad, no ocurran de nuevo”, ha reiterado.
Estos trabajos se enmarcan en la fase 1 del proyecto del polígono industrial de la villa. Es una obra que el ayuntamiento solicitó para que se integrase en el proyecto general del polígono. La vaguada comprende un total de 2,7 kilómetros.


Además, Manuel Rando ha destacado que esta obra no solo va a aportar seguridad a Calamocha, sino también a los pueblos cercanos. “Se ha planteado de tal forma que las aguas del entorno vendrán a parar a este punto”, ha señalado.
La inversión de la obra supera los 400.000 euros, destinados a las adecuaciones realizadas en los 932 metros de la vaguada norte y los 1.171 metros de la sur. Ambas tendrán una anchura variable como mínimo de 5 metros.


Según informaron desde el ayuntamiento calamochino, la vaguada confluirán en la balsa de laminación con un ancho variable medio de 9,2 metros y una longitud de 575 metros.
De esta forma, las obras en el futuro polígono industrial avanzan progresivamente desde que comenzaran con su urbanización hace aproximadamente cuatro meses. En la primera fase del proyecto se ha llevado a cabo la extracción de tierra para allanar la superficie, de un total de 380.000 metros cuadrados. La empresa adjudicada cuenta con un plazo de ejecución de un año, dentro del proyecto completo del polígono, cuyo coste es de cerca de nueve millones de euros entre sus dos fases.
Tras completar la primera, los trabajos continuarán con la segunda fase, prevista a desarrollarse en la zona más cercana a la autovía A-23, con una superficie de un total de 220.000 metros cuadrados.
El alcalde de Calamocha, Manuel Rando, explicó que el proceso de urbanización “permitirá la instalación de cualquier empresa e industria” en el municipio, y señaló que “Calamocha necesitaba suelo industrial”, ya que son requeridos espacios para ubicar empresas.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *