La literatura ha sido el plato fuerte del Festival Aragón Negro en la villa jilocana, con escritores del panorama nacional, el homenaje a un autor de la tierra o el concurso de microrrelatos

“Si volviera a nacer, creo que haría todo lo posible por vivir en la ribera del Jiloca”, dijo Paco Rubio en una entrevista en Calamocha TV. Su testimonio se recuperó en un vídeo proyectado en el homenaje póstumo que el área de Cultura del Ayuntamiento de Calamocha organizó el 14 de mayo, en el Festival Aragón Negro.
Bajo el pseudónimo de Jon Lauko (homenaje al escritor John Le Carré), Paco Rubio firmó a lo largo de su vida varias novelas. Entre ellas, Barrendero, enterrador, ferroviario, protegonizada por el enterrador Agapito y con una trama negra que transcurre en los años 50 en Calamocha, renombrada ahí como Albónica.


Nacido en Caminreal, Rubio pasó buena parte de su infancia en Calamocha. Fue catedrático de Matemáticas y profesor de Álgebra. Estaba afincado en Barcelona, donde falleció en agosto de 2020 por una negligencia médica, tras cinco meses ingresado en la UCI después de contraer el coronavirus.
Encarnando a Agapito, Eduardo Escudero inauguró el acto entonando, con los acordes de Arturo Lozano, Albada, una de las canciones predilectas de Lauko. A continuación, Escudero, la periodista local Cristina Jiménez y el amigo de Rubio, Jesús Lechón, recordaron la obra de Lauko y compartieron con el público anécdotas vividas junto a él.


Lechón y Lauko, entablaron amistad por las redes sociales. Se iban a conocer en agosto de 2020, en la presentación de la reedición de Barrendero, enterrador, ferroviario.
Fue un acto íntimo y emotivo. Acudieron Rosa Peralta, viuda de Paco Rubio, y su hija Gabriela, acompañada por un caniche marrón bautizado como Lauko. Peralta recordó que “siempre decía que las novelas eran la excusa para volver” y ambas se mostraron agradecidas por el homenaje, pendiente desde el 2021, cuando no se pudo celebrar el FAN.


Madre e hija recibieron la placa con la imagen del Baile de San Roque de José Lapayese. También, el compromiso del alcalde de Calamocha, Manuel Rando, de colaborar en la reedición de las obras de Lauko, que están descatalogadas.


Renombre internacional
‘Víctimas y verdugos ’ era el lema de la novena edición del FAN. Calamocha ha contado con la visita de dos escritores de fama mundial: Víctor del Árbol y Lucía Etxebarría.
El primero estuvo en la sala José Lapayese el 17 de mayo. El autor de El hijo del padre (Destino, 2021) dialogó con el público y repasó su trayectoria de la mano del director del FAN, el escritor aragonés Juan Bolea.


El 24 de mayo, Lucía Etxebarría presentó en Calamocha su última obra: Selene y los 4 elementos, una trama detectivesca que persigue los pasos de una mujer enigmática con vidas ocultas.
También, se ha convocado el III Concurso de microrrelatos negros en cadena. El ganador se conocerá la semana que viene en Radio Calamocha.


Además, el 10 de mayo hubo una actividad infantil en la biblioteca y, hasta el día 31, se puede visitar en la sala Lapayese la exposición Tintas negras, de Manuel Grau.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.