La Guardia Civil de Tráfico de Teruel investiga al conductor de un turismo como presunto autor de un delito contra la seguridad vial tras los hechos ocurridos el pasado 6 de agosto.
Los componentes de una patrulla de la Plana Mayor del Subsector de Tráfico, a la altura del km. 165 de la autovía A-23 (Monreal del Campo), observaron cómo un turismo circulaba de manera negligente realizando zig-zag por la autovía.


Cuando los agentes procedieron a notificar la infracción, observaron cómo el conductor -que iba acompañado por sus hijos menores de edad- presentaba sintomatología compatible con el consumo de alcohol. Al ser sometido a las pruebas de alcoholemia pertinentes, arrojó un resultado positivo de 0´57 y 0´55 mg/l en aire espirado, duplicando la tasa de alcohol permitida para la conducción de este tipo de vehículos, y siendo investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial.


Por otro lado, el 9 de agosto, agentes del Puesto del Monreal del Campo identificaron a dos ocupantes de un turismo mientras realizaban un punto de verificación de personas y vehículos en la salida de la autovía A-23, a la altura del municipio de Caminreal. A los hombres, de 49 y 28 años, vecinos de Madrid y de Pozuelo de Alarcón, se les incautaron 8.65 gramos de una sustancia que guardaban en una mochila, y que una vez aplicado el narcotest, se supo que se trataba de anfetamina (speed).

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.