Un nuevo accidente de tráfico tuvo lugar el pasado viernes en el cruce entre la N-234 y la N-211 de Caminreal. El choque se produjo entre dos vehículos en torno a las siete de la tarde.
En uno de los coches viajaban dos adultos y una niña, y en el otro dos adultos. La menor y su madre fueron trasladadas hasta el hospital Obispo Polanco de Teruel para su observación. El resto de los ocupantes no mostraron signos de riesgo.


Hasta el cruce de ambas carreteras nacionales llegaron servicios sanitarios con dos ambulacias, personal de Conservación de Carreteras y efectivos de la Guardia Civil.
Los agentes se encargaron de regular y dirigir el tráfico, aunque la vía no tuvo que cerrarse al tráfico rodado.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *