La corporación municipal propone talar 16 olmos debido al “peligro” causado por su crecimiento y está abierta a recibir opiniones

El Ayuntamiento de Caminreal ha emitido un comunicado a sus vecinos alertando sobre el estado de los árboles del parque de San Roque, ya que según informa la corporación municipal en el escrito, existe un peligro “debido al crecimiento de una serie de árboles que se encuentran distribuidos por todo el recinto”. Son 16 olmos “que tienen ya unos años y no pueden hacerse cabeceros”, indican.
Explican que estos árboles “están creciendo demasiado” y sus raíces “están empeorando el pavimento y el resto de zonas arboladas y del parque”. Alertan de que lo más “preocupante” es el peligro ante un posible accidente, “ante las numerosas visitas de personas, sobre todo niños”, dicen. Avisan, además, de posibles caídas y tropiezos de los visitantes o caídas de las ramas o de los propios ejemplares debido a su peso.
El Ayuntamiento de Caminreal asegura que ha revisado el terreno y los árboles, y por ello, propone que, para evitar los peligros anteriormente nombrados, es necesario talar los 16 olmos, “intentando recuperar el terreno para otras ocupaciones en el futuro”, añaden.


Con el objetivo de conocer la opinión pública, la corporación municipal ha establecido un plazo -que finalizó ayer, 5 de enero,- para ofrecer la posibilidad de que los vecinos les hagan llegar sus opiniones o posibles soluciones ante esta medida. El medio para hacerlo ha sido por escrito en el propio consistorio.
“Tenemos que tener todos claro que es muy difícil, debido al peligro y la situación de los árboles, evitar la tala de los mismos, pero todas las opiniones se estudiarán y se tendrán en cuenta para dar una solución”, se puede leer en las últimas líneas de la carta que han recibido los habitantes de Caminreal en sus buzones.


Respuesta ciudadana
Ante esta misiva del Ayuntamiento, un vecino de Caminreal – que prefiere guardar su anonimato – ha repartido por los establecimientos del municipio un escrito en respuesta a las líneas redactadas por la corporación municipal.
Dicho vecino manifiesta en un documento, a fecha de 26 de diciembre, que su deseo es que la “drástica” medida anunciada esté avalada técnicamente, basándose en un informe. También muestra su rechazo a la desaparición de los árboles del parque y hace referencia a la similar situación en otros municipios de la comarca del Jiloca y ciudades como Valencia o Zaragoza.
Este caminrealero ha repartido el documento para que todos los vecinos que piensen como él firmen el escrito y con el objetivo final de hacerlo llegar al ayuntamiento.
Actualmente, la entrada al parque está prohibida. Desde hace semanas, una valla impide el acceso, y sobre ella, un cartel anuncia: parque cerrado temporalmente por obras.
El alcalde de Caminreal, Joaquín Romero, ha indicado a El Comarcal del Jiloca que el consistorio ha recibido tres cartas de vecinos. También ha admitido que no se ha consultado a ningún profesional técnico, pero sí a expertos en el asunto. “Nos hemos informado y estamos estudiando qué hacer”, ha dicho.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *