Esta comunidad de ayuda contra la adicción al alcoholismo se ha fijado en Daroca con un colectivo local surgido a partir del formado en la localidad de Calatayud hace más de veinte años

Daroca cuenta desde hace varias semanas con un grupo local de Alcohólicos Anónimos, la comunidad internacional de ayuda contra la adicción al alcoholismo presente en Aragón desde los años ochenta.
Este grupo ha surgido a raíz del formado hace más de veinte años en Calatayud. “Este creció y en él había gente de la zona de Daroca, por lo que se aprovechó para intentar formar un grupo aquí”, explican. Además de la creación del grupo, han conseguido disponer de un local, ubicado en una sala del edificio de las monjas de la plaza España de Daroca.


Tras este logro y contar ya con varios miembros, a partir de ahora tienen que esperar seis meses para comprobar si el grupo está consolidado, como una de las normas que se establecen en la comunidad.
Asimismo se pretende formar otro grupo de familiares. “Es una idea a futuro”, indica uno de los fundadores, quienes guardan el anonimato como uno de los fundamentos clave de la comunidad.
En el pasado mes de julio, realizaron una información pública para darse a conocer en la localidad de Daroca y con la intención de llegar al mayor número de personas a nivel comarcal. Para el colectivo, lo más importante es que en Daroca y la zona “sepan que hay una solución”, dicen. Para ello, también disponen de dos números de teléfono de contacto: 976 29 38 35 y 627 22 25 00.


Para los promotores de la iniciativa en Daroca, a nivel personal es muy satisfactorio, ya que, explican, “el único objetivo de Alcohólicos Anónimos es llevar el mensaje al enfermo que está sufriendo y a sus familias, ampliando la esperanza de que los enfermos pueden recuperarse y tienen un sitio donde acudir en su territorio”. De esta manera, “ya saben que aquí tienen un lugar al que acudir, un punto donde poder informarse y solucionar su problema”, detallan.


Según indican desde Daroca, a escala nacional existen 600 grupos de Alcohólicos Anónimos, con unos 6.500 miembros en total, y existen diferentes formas de creación de estos colectivos. Una de ellas es que un grupo ya existente asuma los gastos de la creación de otro, lo que se denomina apadrinamiento.
Esta es la fórmula llevada a cabo por parte del grupo de Calatayud con los darocenses. Ahora bien, una vez el grupo local se consolide transcurrido el medio año, deberá ser autónomo.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.