Nueve alumnos se han formado en técnicas de recuperación natural en la iniciativa subvencionada por el INAEM

El Ayuntamiento de Calamocha clausuró su taller de empleo el pasado 20 de mayo. El programa Rehabilitación de Espacios Naturales del río Jiloca a su paso por Calamocha se inició hace un año buscando potenciar el entorno que transcurre desde el puente romano hasta el acceso al parque municipal Rafal Angulo por el margen izquierdo del río Jiloca. El taller daba la posibilidad a nueve alumnos de obtener dos certificados profesionales, uno como auxiliar de montes y otro como auxiliar de jardinería.


Formación completa
El programa formativo contemplaba dos partes: una teórica, desarrollada durante los dos primeros meses, y una práctica en la que se realizaron los trabajos de campo. Entre las actuaciones acometidas, los alumnos estuvieron en los exteriores del convento, en los propios jardines y en el entorno de Calamocha.
Más tarde, iniciaron los trabajos en la zona del río Jiloca, comenzando por el entorno del antiguo lavadero de lanas para seguir río abajo, a lo largo de unos 100 metros, una zona hasta el momento “impracticable, siguiendo el sendero del río” como indicó la directora del taller de empleo, Marta Almaraz. También se han instalado mesas en la entrada del lavadero y llevado a cabo labores de ajardinamiento y limpieza de la ribera.


Complicaciones
Estas labores se incluyen dentro del proyecto ideado por la Fundación San Roque para recuperar el valor y potencial de esta zona, y convertirlo en un atractivo turístico de la villa.
El desarrollo del taller de empleo también se ha encontrado con “algunos problemas” tal y como comentaba Manolo Rando, alcalde de Calamocha. Entre ellos, el tamaño de uno de los puentes necesarios, que todavía está sin solucionar “no había otra forma más que poner un puente de un tamaño mayor de lo que se había planteado. En el último Pleno se aprobó 16.000 euros para ello, y lo colocarán los trabajadores del Ayuntamiento”, indicó Rando.
La inversión realizada en todo el proyecto se cifra en 220.000 euros, más “lo que ha puesto el consistorio en materiales, que rondarán los 50.000 euros”, matizó el alcalde calamochino.


Al acto de clausura de este tercer taller enfocado a recuperar y disfrutar del río Jiloca, también asistió la directora provincial del INAEM en Teruel, Patricia Utrillas, que valoró como “fundamental” este tipo de programas. “Es una de las piezas clásicas en políticas activas de empleo porque son programas integrales que permiten adquirir conocimientos teóricos y prácticos de un puesto de trabajo”.
También recordó que los títulos obtenidos por los alumnos son “están reconocidos en el mundo empresarial, lo que les dota de nuevas oportunidades a aquellos que realizan estos talleres”.
Hasta el 31 de mayo, los alumnos se encuentran inmersos en acondicionar la parcela del parque municipal de la zona de la escollera, actualmente en desuso, que irá dedicada al público infantil y juvenil que dispondrán de unos 1.700 m2.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.