Desde el 21 de octubre, la plaza Bartolomé Esteban, conocida como la del Peirón de Calamocha, ya no es la misma. Su apariencia ha cambiado con la demolición de una de las viviendas más antiguas de este rincón de la capital del Jiloca.
La casa situada entre las calles Carlos Castel y Justino Bernad ha sido hundida por la empresa calamochina Construcciones San Roque. Para los trabajos, fue necesario cortar esta zona al tráfico, cambiando la dirección de la calle Jaime I, durante los días 21 y 22.
Según fuentes de la propiedad de la vivienda, esta había sido construída con anterioridad a la instalación de la red de agua en Calamocha.
Desde el archivo municipal indican que podría ser anterior a los años 30 del siglo pasado, “seguramente de principios del siglo XX”, calculan tras haber consultado fotografías de la época.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *