La asociación Aragonesa de Delegados de Protección de Datos, AADPD eligió Calamocha y Andorra para realizar las I Jornadas Aragonesas de Protección de Datos, Transparencia y Ciberseguridad. Esta cita contó con la colaboración de la Diputación de Teruel y la CEOE Aragón. La primera parada, que sirvió de inauguración fue en la villa calamochina, poniendo de manifiesto la capacidad de la localidad para acoger eventos de carácter regional y nacional. El objetivo de las jornadas era visibilizar la importancia que tiene prestar atención a los ejes vertebradores que daban nombre al congreso. También se perseguía difundir una cultura de privacidad “vamos a pelear para que el ciudadano, que es el foco de todo, recupere su control sobre sus datos. Es un derecho fundamental recogido en la Constitución y en la Carta Magna, que nos diferencia de otras culturas” explicaba Alberto Gómez, presidente de la AADPD.


Las distintas sesiones iban enfocadas a los trabajadores del ámbito público y privado. Sectores que deben trabajar por prestar especial atención y avanzar en la implantación de medidas y protocolos al respecto. Un asignatura, que al parecer, está pendiente en el sector empresarial, “desgraciadamente, no es algo que nos hayamos tomado en serio desde el principio, pero estas jornadas van a concluir con ese compromiso para que las empresas puedan saber hasta dónde llegan los ciber ataques y esa protección de datos” según indicaba Juan Ciércoles, presidente de CEOE en Teruel. El alcalde de Calamocha añadía que “la ciberseguridad es vital, no solo para las administraciones públicas, sino también a nivel empresas y del uso cotidiano. Es un tema muy importante”.


Al acto inaugural también asistió la directora de la Agencia Española de Protección de datos que quiso recalcar la importancia de la protección en todos los sectores, recordando las guías y herramientas que hay en la página web www.aepd.es a disposición del ciudadano.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.