La Diputación de Zaragoza (DPZ) ha aprobado por unanimidad el proyecto técnico de acondicionamiento para mejorar la anchura y el trazado de la carretera provincial que conecta el municipio de Sediles y el núcleo de Torres (pedanía de Calatayud), la CV-330.
Las obras se sacarán a concurso a principios de 2023, según ha informado la institución provincial, con un presupuesto de 1,5 millones de euros y un plazo de ejecución de seis meses.
El presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, explicó durante la sesión extraordinaria del pleno del pasado 13 de diciembre que la CV-330 es una vía provincial de 3,2 kilómetros de longitud que da acceso a Sediles desde la carretera autonómica A-1504, que a su vez conecta con Calatayud. “En su mayor parte no supera los 5,5 metros de anchura y presenta un trazado sinuoso con curvas cerradas, lo que complica la circulación y hace necesario mejorar el trazado de la vía para aumentar la seguridad vial y la comodidad de los desplazamientos”, detalló.


Aunque la actuación de la DPZ se va a realizar en los tres kilómetros de carretera, las principales mejoras van a acometerse entre los puntos kilométricos 0+155 y 2+620, respetando todo lo posible el trazado actual y reduciendo al mínimo los movimientos de tierras para así minimizar el coste económico de la obra y el impacto en la zona. En ese tramo la carretera pasará a tener dos carriles de 3,25 metros de anchura cada uno, con un arcén de 0,25 metros y berma de 0,50 metros.
El proyecto también contempla que se suavicen las curvas más cerradas y las pendientes para mejorar las condiciones de visibilidad y la seguridad vial.
En los primeros 155 metros y los últimos 400 se respetará el trazado actual porque se considera adecuado, pero las obras sí renovarán el firme. En el tramo final también se hará una cuneta que aumentará el ancho real de la carretera con respecto al actual. En un punto de esta parte de la calzada será necesario hacer un desmonte en el lado derecho y sujetar el talud para poder ensanchar la cuneta.
Además, a lo largo de todo el trazado se renovará la señalización vertical y horizontal, se dispondrá una barrera, o en su defecto se reforzará la señalización con captafaros en el lado externo de las líneas blancas que delimitan la calzada, y se repondrán otros servicios afectados, como una línea telefónica.
Se modifican las plantillas
En la sesión extraordinaria del pleno de la Diputación de Zaragoza también se aprobó la modificación de las plantillas de personal laboral y funcionario y del catálogo de puestos de trabajo de la institución.
En total, se han amortizado 22 puestos y se han creado y/o dotado otros 21, según indica la institución provincial en nota de prensa. El PSOE y En Común-Izquierda Unida votaron a favor, el PP y Vox se opusieron y Ciudadanos y Podemos-Equo se abstuvieron.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *