El nuevo párroco ejercerá su labor en la zona de Orihuela del Tremedal, estando al cargo de un total de 9 pueblos

Ordenación de Alfonso Torcal (en el centro de la imagen)
Ordenación de Alfonso Torcal (en el centro de la imagen)

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Caminreal acogió un hecho histórico para la diócesis de Teruel y Albarracín sumando un nuevo presbítero, el pasado domingo 29 de octubre, que se convirtió en un día festivo de gran alegría para la localidad. En el templo se reunieron sacerdotes, seminaristas, familia, amigos y fieles que acompañaron al ordenado sacerdote Alfonso Torcal, un caminrealero que pudo celebrar en su pueblo este último paso tras una formación de varios años.

Bajo el lema del Papa Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud, el protagonista describió la jornada dominical vespertina vivida en el templo de Nuestra Señora de la Asunción de Caminreal, señalando que “en la Iglesia cabemos todos”. El joven aseguró a El Comarcal del Jiloca que fue un día “apoteósico”, en el que se involucraron “desde la Cofradía de la Virgen de las Cuevas a la Asociación de Amas de Casa, Cáritas o la Asociación de Jubilados, en resumen, el pueblo entero”, mencionó Alfonso Torcal.

Esta ordenación superó las expectativas de Torcal: “Fue impresionante, había gente en la puerta, de pie y los bancos llenos”, comentó, antes de recalcar que “sí contaba con que asistieran unos 80 sacerdotes, y finalmente, fueron 72, y me sorprendió que, a 29 de octubre, con el cambio de hora y dado que el tiempo tampoco acompañaba, pudiera estar así de acompañado”, afirmó el nuevo sacerdote.

Junto a la presencia del Obispo José Antonio Satué y el rector del seminario Juan Pable Ferrer, asistieron compañeros sacerdotes y seminaristas de Teruel, Tarazona, Huesca y Alicante, y bajo el recordatorio “tu servicio al Pueblo de Dios se va a desplegar en tres funciones o tareas concretas: enseñar, celebrar y pastorear”, fue nombrado sacerdote de la mano del Obispo.

Fue una celebración hermosa y solemne, en la que Alfonso Torcal no se quiso olvidar de su familia. Su madre, visiblemente emocionada, se fundió en un gran abrazo con él, quien también quiso recordar a su padre José, fallecido durante la pandemia. Para su ordenación, eligió Caminreal por su vinculación familiar. Además, hizo referencia a su niñez y juventud, “la he vivido con Mosen Cristóbal en el pueblo, yo empecé de monaguillo con él a los 8 años y hasta que inicié el seminario, soñaba con mi ordenación en el pueblo, y gracias al rector, que un día me dijo: ¿Por qué no en tu pueblo?, tomé la que ha sido la mejor decisión en mis años de formación”, relató.

A su vez, el caminrealero definió su pueblo como “sitio de celebración, de encontrarse con amigos y familia, y mi función en días muy especiales”, porque, dijo, “quiero seguir disfrutando de la vida tranquila de mi pueblo, y si en algún momento Mosen Jesús Mateo o el que esté, necesita algo que me llame, que yo de mil amores, pero mi pueblo es mi pueblo”, ratificó Torcal.

Ya como sacerdote, su próximo destino es la Unidad Pastoral de Orihuela del Tremedal, que comprende 9 pueblos: Orihuela, Bronchales, Griegos, Villar del Cobo, Guadalaviar, Noguera de Albarracín, Tramacastilla, Pozondón y Ródenas.

La Asociación de Jubilados le regaló a Torcal cuatro estolas
La Asociación de Jubilados le regaló a Torcal cuatro estolas
Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *