Los bonos turísticos de la Diputación de Teruel para disfrutar de los dos balnearios turolenses en activo, el de Ariño y el “Paraíso” de Manzanera, se han agotado beneficiando a 420 usuarios.
Esta cifra ha supuesto una mejora de las expectativas de una campaña de verano en la que, según los propios responsables de los establecimientos, “había empezado muy floja”.
El éxito de la propuesta se tradujo en la rapidez con la que se adquirieron los bonos, en apenas tres semanas desde su presentación, el 1 de julio. Los beneficiarios han sido principalmente aragoneses, un 75%, y mayoritariamente han optado por el programa de 5 días.


Según han trasladado desde los balnearios al presidente de la DPT, Manuel Rando, y al diputado delegado del Área de Turismo, Diego Piñeiro, los 50.000 euros del programa, 25.000 para cada balneario, no solo van a generar un impacto económico mínimo de 125.000 euros, sino que están teniendo una incidencia directa sobre la generación de empleo y han permitido mantener los establecimientos abiertos en unos meses en los que, generalmente, la ocupación no es muy alta.


Los usuarios que han adquirido bonos los han estado canjeando mayoritariamente entre los meses de julio y agosto y se benefician de descuentos de hasta un 40% por noche. Han podido elegir diferentes promociones termales, que varían en función del número de noches y días de estancia del cliente, siendo posible realizar la reserva de 2 a 5 noches en habitación doble con pensión completa y pagan unos 45 euros de media por noche. Las encuestas realizadas por los establecimientos revelan un alto nivel de satisfacción tanto por la atención y los servicios ofertados como por las campañas de incentivos públicos.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.