La Diputación de Zaragoza (DPZ) y la Universidad de Zaragoza han puesto en marcha un año más una nueva edición de su Erasmus rural, a través del que estudiantes universitarios y recién graduados pueden hacer prácticas en empresas, instituciones y asociaciones del medio rural zaragozano.
A lo largo de sus cuatro convocatorias anteriores, 118 jóvenes han participado en este proyecto, que vuelve a estar abierto tanto para estudiantes y recién graduados como para entidades.


En la edición del año pasado participaron en el proyecto un total de 49 estudiantes o recién graduados de diferentes titulaciones como Historia, Turismo, Medicina, Terapia Ocupacional, Veterinaria o Trabajo Social, entre otras, que desarrollaron sus conocimientos durante sus prácticas en municipios de la provincia como Artieda, Ateca, Mainar, Lécera, Morés, Villarreal de Huerva o Vera de Moncayo.


«Desde que pusimos en marcha el proyecto su éxito ha sido rotundo, prueba de ello es que son varias las instituciones de toda España que lo han replicado. La iniciativa beneficia tanto a los estudiantes como por supuesto a las localidades donde realizan sus prácticas. Son estancias con un valor añadido, durante las que los jóvenes conocen la realidad de sus municipios al mismo tiempo que pon en práctica lo aprendido», destaca el diputado delegado del servicio Cuarto Espacio de la DPZ, Francisco Compés.
El proyecto integra el programa Desafío, destinado a estudiantes universitarios de los últimos cursos académicos, y Arraigo, dirigido a personas graduadas en los últimos tres cursos. Para financiar ambos programas, la DPZ vuelve a destinar 100.000 euros.

Comparte esta Noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.